Este Tiempo Pasará…

Estoy fuera de una casa intentando entrar, pero la puerta está cerrada con llave y las persianas están bajadas. He perdido la llave y no recuerdo cómo son las habitaciones ni donde he puesto las cosas… ¿Y si me atreviera a entrar?… Me pregunto si sería capaz de salir La Verdad Oculta (2010)

confinamiento-salud-mental
Imagen de Paul McGowan

Seguro que te ha pasado a ti también… en menos de dos semanas han llegado a todas mis redes sociales incontables videos y audios asegurando tener “toda la verdad sobre el Coronavirus”. 

Confieso que no los veo ni los oigo. Con los títulos que casi siempre vienen en mayúsculas, ya me hago una idea de su contenido y aunque estoy encerrada como casi todo el mundo, también como casi todos me encuentro ocupada intentando mantener el equilibrio y aprovechando cada oportunidad para aportar lo mejor de mi en el ambiente físico y virtual más próximo.  

En fin… que no creo ni descreo lo que cuentan. Simplemente hoy no me interesa. Tampoco entiendo a ese maldito bicho y no puedo hablar del tema porque no cuento con la formación científica para argumentar nada sobre malvados murciélagos, no soy tan creyente como para temer a castigos divinos y tampoco puedo confirmar los hilos invisibles de los “malos”. 

Tal vez más adelante, cuando todo esto pase y podamos volver a nuestra vida normal, la mente abra un espacio para asimilar algo más allá de lo que a cada uno/a le toca en el momento, en mi caso la salud mental de una sociedad que se tambalea por infinitos motivos.

Y en ese mar sí que me gusta sumergirme y considero que tengo algo que aportar. Así que de eso vamos a hablar… pero si con mis letras te sientes tan invadido/a como yo cuando recibo información que no he buscado, tal vez te sea más útil otra lectura para pasar el tiempo, disfrutar de una buena película, un juego con tu hijo/a o una copa de vino con tu pareja. 

teorias-absolutas-mentiras

Leer Verdades Absolutas, Mentiras Peligrosas

Después de unos días… ¡ésto ya no mola!

Ya llevamos unos cuantos días confinados. Al principio a algunos/as les pareció hasta guay quedarse en casa, dejar de ir al trabajo o a la universidad y dentro de la propia inconsciencia en la que vivíamos hace tan solo unas semanas, estos días se parecían bastante a unas vacaciones caídas del cielo. 

Algunos/as lo siguen viviendo así, sobre todo aquellos/as a quienes las condiciones les favorecen por no afectar demasiado su bolsillo o sus hábitos cotidianos e incluso a quienes tenían tanta faena atrasada que era imposible completar por falta de tiempo. 

Dicho así suena más como a un tiempo sabático. Por fin algo te obliga a parar, a pensar en ti y leerte un libro, a estar con la familia, a degustar la vida zen y hasta a dormir un rato más por la mañana… ¡¡deseo cumplido!!

Pero en general ya empieza a dar la casa esa piquiña, esas ganas de ir un poquito más allá del supermercado o de la manzana donde se le da la vuelta al perro.

Leer Reflexiones para una Cuarentena

Ese carácter… 

Y aparecen las angustias. La ansiedad que empieza a recorrer el cuerpo. Despertar a media noche con ese miedo raro, la duda ante el futuro incierto. 

Y no saber ya a qué más jugar con el niño y con la niña, la crisis de pareja que se iba aplazando con excusas e inconsciencias, el uso del tiempo y del espacio en la familia.

Ese carácter que va manifestándose… 

😰 El dar vueltas a las cosas como siempre que aparece una situación incontrolable

😩 La queja que denota esa sensación de que ésto le sucede sólo a uno

😁 La fuga hacia la negación de los acontecimientos

😓 La actividad compulsiva que empieza y acaba con más actividad

😎  La reacción de ir sistemáticamente en contra de las normas

🤔 La racionalización de todo, incluso el desconcierto

😱 La hiper-dramatización de lo que pasa, que ya es bastante para todos/as

La confusión, el bloqueo, el heroísmo cuando es innecesario, la compulsión, la hipocondría, el cuerpo somatizando.  

En fin… el carácter, las defensas, las armas que tenemos para afrontar las dificultades cuando la coraza no deja expresar con fluidez.  

defensas-psicologicas-terapia

Leer Cuando las Defensas Psicológicas Protegen

No es ningún pecado agarrarse al cabo ardiendo de las defensas del carácter en este momento. Al contrario, es una respuesta normal ante situaciones extremas como las que estamos viviendo. No vamos de pronto a obligarnos a cambiar en tres días. 

Sí podemos aprovechar para tomar consciencia. Es muy posible y ojalá no me equivoque, que este encierro que hoy vivimos no lo volvamos a experimentar en un futuro. 

Y ya que estamos, dedicar un tiempo a revisar la manera de afrontar lo incontrolable nos dará una valiosísima información sobre nosotros/as mismos/as… porque este tiempo pasará…

Este tiempo pasará y viene bien recordarlo cuando la angustia oprime y el estrés deprime. Pasará, como los días que transcurren con los ojos abiertos o cerrados, así que… ¿Por qué no aprovecharlo conociéndote mejor?


¿Deseas concertar una Cita?

Contacta con María Clara Ruiz – Psicóloga Dénia – Valencia – Online

También puedes rellenar el siguiente Formulario

2 respuestas para “Este Tiempo Pasará…”

Y tú... ¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s