Mujeres de Oro – De Cenicientas a Mujeres Reales

de-cenicientas-a-mujeres-reales

Después de unos días de intensa tensión, por fin podía quedarse en la cama todo el tiempo que quisiera. Saciada y extasiada después de algunos momentos de sexo satisfecho, más que por los múltiples orgasmos, que no tuvo, por haber estado por fin en brazos del hombre que amaba, añoraba, y al que había esperado durante más o menos 90 días.