Cristina Aznar – En una fina nube rosada

Dos finas nubes rosadas dibujaban un suave cielo azul, anunciando el final del día en mi trayecto de Valencia a Dénia. El ambiente era plácido, más que alegre dulce, elegante, amoroso. 

Un sentimiento de paz me abrigaba, absorbida por ese maravilloso espectáculo y fue en ese momento cuando llegó la consciencia —y poco después la constatación— de que Cristina había emprendido su último viaje.

Y entonces una amiga se va, dejando imborrables recuerdos en los que su ternura suavizaba  los más ásperos momentos. 

Cómplice, solidaria y generosa amiga, siempre dispuesta a escuchar atentamente las noticias, las últimas batallas, las ilusiones o los proyectos después de meses de no vernos por motivos de distancia. Luego venía un oportuno y sincero “deseo para ti lo mejor” y siempre un fuerte abrazo hasta el siguiente encuentro.  Leer Más