Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Català | English | Castellano
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Català | English | Castellano

Una ventana hacia la transformación

Los escritos de este blog han supuesto una ventana hacia la transformación personal. Una orientación para decidir el camino psicoterapéutico o una inspiración para continuar con la propia evolución

Tamaño:
MODO:
LECTURA:
6 mins
Ventana Hacia La Transformacion
Imagen de Bruno /Germany

Si visitas con frecuencia esta web, habrás notado un gran cambio en su organización y diseño. Te pasará como a mi, que dudas si llegaste al lugar correcto. Paciencia… los cambios se hacen para mejorar. Poco a poco iremos acostumbrándonos a las nuevas funciones que ofrece y lo iremos mejorando según las necesidades que surjan. 

El cambio, además de actualizar la web, también me ha permitido reflexionar sobre el motor de este proyecto, que vio la luz por el año 2012. Eran tiempos de transformación a todos los niveles y estaba muy interesada en acercar el lenguaje de la psicología y la psicoterapia a la gente, independientemente del grado de conocimiento sobre el tema. Así que me pareció una gran idea crear este blog, que desde el primer momento me ha regalado bonitas experiencias. 

Y volviendo al presente, en las más de 400 entradas publicadas hasta el momento he insistido en la buena idea de aceptar ayuda psicoterapéutica en diferentes momentos vitales y también en la mala idea de resignarse a una vida insatisfactoria.

Casi 10 años, una buena dosis de tozudez, un gran amor por la escritura y el imprescindible apoyo de lectores y lectoras, me han permitido perseverar y seguir creyendo en este proyecto. Pero también me he preguntado aquello que considero fundamental: 

¿Lo que escribo en este blog aporta algo? ¿Ayuda a alguien? ¿Ha mejorado la vida de las personas cuando al encontrarme en un buscador de internet deciden confiar en un proceso psicoterapéutico conmigo?

Yo diría que sí, por supuesto… pero como no contamos aquí con la voz de la segunda parte implicada solo puedo hablar de lo que he observado en mi experiencia como psicoterapeuta y escritora en este blog, porque de este lado también abundan alegrías, miedos, habilidades y límites.

Los contenidos del blog han sido estímulos para algunas personas con deseos de conocerse y tomar las riendas de su vida. Me ha pasado más de una vez, escribir sobre un tema como si estuviera hablando con alguien y me pregunto: ¿Para quién será esto?… No suele transcurrir demasiado tiempo hasta entender, en mi consulta frente a un/a nuevo/a paciente, que sin saberlo escribía para él o para ella y cuando tiempo después el proceso se completa, mirarnos con el mismo asombro al recordar cómo nos encontramos. 

En general, los escritos de este blog han supuesto una ventana hacia la transformación personal en algunas personas. Una orientación para decidir el camino psicoterapéutico o una inspiración para continuar con la propia evolución. En sí mismo este blog no tiene una función psicoterapéutica ni académica por lo que está muy lejos de pretender suplantar los encuentros con psicoterapeutas cualificados y formaciones profesionales.

Escribiendo en esta sociedad inmediatista

Publicar en internet tiene sus más y sus menos. Hay tanta información de todo tipo, que muchas veces encuentro a personas realmente confundidas con tanto que han picado por aquí y por allá y lo primero que tenemos que hacer es una especie de desintoxicación, para continuar luego con un proceso que le permita participar activamente de la gestión de su salud emocional.

Y eso me lleva al siguiente inconveniente, potenciado por nuestra actual sociedad inmediatista, en la que parece suficiente con pedir una cita al psicólogo para que le resuelva a uno los problemas “ya y pronto”. Internet es un gran cómplice de esta compulsión a saber sin procesar y como en la pantalla todo parece valer, no faltan quienes prometen resultados espectaculares y sin mayores esfuerzos. Por mi parte espero no haber caído en esta trampa ni caer en un futuro.

Uno escribe lo mejor que puede. Y con todo, a veces el mensaje no llega tal como se quería expresar y mucho menos en internet, donde las palabras parecen deformarse por el camino hasta llegar a su emisor convertidas en otra cosa muy distinta, como cuando salimos de casa muy bien peinados pero un ventarrón nos despeina hasta acabar como Mafalda recién levantada. 

Sencillo no es siempre simple

Así que por más esmero que uno le ponga, en la web el pensamiento queda bastante fragmentado y por eso sugiero leer varios artículos antes de hacerse una idea fija de lo que realmente quiero transmitir. Cada escrito supone un verdadero ejercicio para lograr explicar algo tan complejo como la Atención Psicosocial o la Psicoterapia Caracteroanalítica en términos cotidianos, sin por eso ignorar sus fundamentos.

Con sus ventajas e inconvenientes, a la Consulta en Denia han llegado cantidad de hombres y mujeres esperando encontrar una forma de evolucionar personalmente. La gran mayoría se ha lanzado a elaborar sus crisis o a emprender sus procesos de Psicoterapia de apoyo, focal, breve, profunda o de Terapia de Pareja en este espacio terapéutico que les ha otorgado seguridad y perspectivas de cambio. 

Así que me sigue fascinando este proyecto del blog. Su cambio de diseño responde a las necesidades del momento pero se han mantenido los contenidos ya existentes y el mayor trabajo ha consistido en organizar la información para facilitar al máximo la lectura a sus visitantes. Espero haberlo conseguido y por supuesto que seguiremos en el camino, transformándonos juntos y andando los caminos que la vida propone cada día. 


Agradezco a Joan Ráez su trabajo, comprensión, paciencia y dedicación en el re-diseño de esta web. Ha sido un gran aliado, imprescindible en su actualización. 

Gracias por compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

¿Quieres más información?