Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Català | English | Castellano
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Català | English | Castellano

Depresión… ¿Cómo no?

Depresión... ¿Cómo no?... Un eterno querer y no poder y en el imaginario la idea de que los demás sí pueden. Brillar con luz propia es imposible en ese mundo inventado

Tamaño:
MODO:
LECTURA:
4 mins
depresión por un ideal del yo demasiado alto

Cuando la melancolía abriga la nostalgia de ser tan diferente a lo ideal, corroe la mirada y el desaliento parece condenar a la resignación

La angustia moja la piel con ese sudor que delata el miedo ante cualquier intento de avanzar. Ese miedo que oprime los músculos, que tensa, hiere, bloquea ante la idea de fallar.

¿Fallar a quién?

Fallar a alguien concreto o a diversos rostros que aparecen como carceleros persiguiendo a un fugitivo… O tal vez a voces que se alzan ahogando cualquier asomo de tranquilidad diciendo:

“Delgadez, es la talla que te toca

“Matemáticas, es el don de los inteligentes

“10, es la nota que tienes que sacar”

“SI. Es lo que hay que responder cuando se te ordena algo”

“Ganador/a. Es lo que se debe decir siempre de ti”

Pero la realidad se empeña en traicionar la expectativa, cayendo el cuerpo indomable en la trampa de los pasteles de la esquina o en la creativa lógica del arte. El SI que suena tan lleno de nada, parece un llanto más que una afirmación. Ganar está tan lejos que haría falta una escalera con peldaños infinitos para lograrlo.

Vivir mirando hacia la cima cansa, frustra, deprime. Pero como no hay tiempo para absurdos la tendencia es a huir no importa a donde, con tal de escapar de una consciencia que suplica ser vista, escuchada y expresada.

La consciencia, que a veces consigue colarse por las rendijas menos esperadas dando vía libre a sensaciones antes escondidas: Rabia por no poder, frustración por no saber, impotencia por valer sólo si se es capaz de saltar, correr o volar, aunque el suelo o el aire se muevan en dirección contraria.

Y aún así, alguna vez se llega… o se cree estar a punto de llegar. Pero antes de dar el último paso aparece una mano invisible moviendo la montaña y alejando la cima del alcance. Sólo se oye decir un: “Ahora esfuérzate un poco más y llegarás más y más alto!”

Depresión… ¿Cómo no?

Un eterno querer y no poder y en el imaginario la idea de que los demás sí pueden. Brillar con luz propia es imposible en ese mundo inventado porque allí la vida es una constante competencia, una  máquina de tiempo para hacer lo máximo en el menor tiempo posible, a pesar de todo y por encima de todo.

Ese ser construido alrededor de un ideal no habita el cuerpo. Porque el cuerpo no se siente, no se ve, con él no se conecta.

Se puede permanecer indiferente a los mecanismos que limitan y estancan. Y también se puede sacar el jugo a la vida, aprovechar las posibilidades que el cuerpo y la mente en armonía nos ofrecen.

Pensarse, verse, amarse… ser. Abrir la percepción contaminada de inútiles mandatos. Mirarse en el espejo de la realidad y aceptarse inacabado/a. Mejorarse, por supuesto navegando entre límites y capacidades.

 

Gracias por compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

5 comentarios en «Depresión… ¿Cómo no?»

  1. ESTIMADA MARÍA CLARA, me gusta mucho la exposición tan humana y…casi poética del tema . GRACIAS
    Pero -cómo ya conoces mi ‘espíritu’ crítico (basado también en ser extranjero con sus problemas de matizaciones de conceptos)- dudo un poco en el empleo de ‘nostalgia’ en el contexto ‘de ser tan diferente’. Explícamelo un poco más. GRACIAS.
    PD: Espero todavía tu reacción a mi escrito del 22.11.2017 ref. suicidio.

    • Valentin, dice “Nostalgia al ser tan diferente a lo ideal”. Nostalgia por no llegar a ser lo que se espera.
      No he recibido un escrito de la fecha que indicas. Gracias por comentar. Saludos.

      • ESTIMADA MARÍA CLAIRE, GRACIAS por responder, pero – sigo sin entender cómo puedo tener ‘Nostalgia’ (pensamientos de emociones BUENAS de recuerdos) a lo (negativo) de no llegar a ser lo que esperaba. Bueno, vale, tampoco tiene importancia. Será por mi mal español. – un abrazo ‘virtual’- valentín
        ——
        REPITO mi escrito del 22.1.2017:
        ESTIMADA MARÍA CLARA, GRACIAS por la ‘invitación’ a escribir sobre el tema suicidio. PERO, a pesar que muchos (en mis encuentros -desde años- en congresos o charlas) me invitan ya para publicar algo (especialmente ref. mi archivo de suicidología) – NO me siento AUTORIZADO dar una opinión mía en el mundo de profesionales de la psicología y psiquiatría. Además en mi dedicación al fondo (más bien filosófico, ético) del asunto NO estoy ‘políticamente correcto’ – quiero decir que NO coincido con todos los enfoques de la psiquiatría y PREVENCIÓN. — P.ej. defiendo un cierto derecho a una muerte digna (más allá del tema eutanasia). Así – para no ser interpretado erróneamente – prefiero solo un contacto más ‘personal’ – o como en un e-mail ‘personal’ – valentinaustria@gmail.com
        No obstante, estoy SIEMPRE dispuesto a facilitar información de mi archivo de suicidología.
        un abrazo ‘virtual’ – valentín —fin copia 22.1.2017

        • Valentin, el espacio de comentarios en el blog es abierto y está a disposición del público. Yo no puedo (ni es la idea) responder a todos. Animo a quien interese, seguir debatiendo en este espacio. Saludos.

  2. http://diferenciaentre.info/diferencia-entre-nostalgia-y-melancolia/
    Diferencias clave entre nostalgia y melancolía
    • La nostalgia es una sensación buena (aunque viene de la mano con un poco de tristeza) en la que el individuo empieza a recordar su pasado y desea volver a experimentar las emociones del ayer. La melancolía es la tendencia a la tristeza y a la depresión.
    • La melancolía es un estado de ánimo, mientras que la nostalgia consiste en tener pensamientos que envuelve un conjunto de emociones asociadas con cada recuerdo.
    • La nostalgia se centra en los buenos recuerdos del pasado, mientras que la melancolía tiene que ver con los pensamientos tristes del presente.

Los comentarios están cerrados.

¿Quieres más información?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat