Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
CatalanEnglishFrenchSpanish
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Català | English | Castellano

Juliana Vieira – La Magia y un Árbol

Una ventana abierta dejaba entrar el sol y la brisa que aliviaba los dolores de Juliana. Ella mirando hacia afuera embelesada, me mostraba un árbol imposible de ignorar, pues transmitía una fuerza impresionante y ella decía que entre los dos —Juliana y el árbol—, había una relación particular, que lo suyo era amor… puro amor

Tamaño:
MODO:
LECTURA:
5 mins
Imagen: Juliana Vieira
Imagen: Juliana Vieira

Una ventana abierta dejaba entrar el sol y la brisa que aliviaba los dolores de Juliana. Ella mirando hacia afuera embelesada, me mostraba un árbol imposible de ignorar, pues transmitía una fuerza impresionante y ella decía que entre los dos —Juliana y el árbol—, había una relación particular, que lo suyo era amor… puro amor.

No quise interrumpir aquel affaire, así que miré a su amante fugazmente y aunque era inmensa su energía, me sumergí en la magia de Juliana, porque “magia” es la palabra que mejor describe su recuerdo.

Se nos fue Juliana… muy pronto le llegó la muerte, repetimos sus amigos y amigas con tristeza, como pidiendo escuchar del otro lado que no, que solo fue un mal sueño. Pero no llega el despertar, entonces sí… se nos fue Juliana.

La conocí hace tiempos, cuando yo llevaba un par de años en España y ella vino de São Paulo, Brasil, para formarse como psicoterapeuta caracteroanalítica en la ES.TE.R.

Compartíamos proyecto, complicidad latinoamericana, espacios de formación y la misma ilusión por seguir transitando este camino profesional.

Juliana Vieira Martínez, Psicóloga, estudió y trabajó desde muy pronto en el campo de la prevención (embarazo, parto y crianza) y paralelamente se especializó en Psicoterapia Caracteroanalítica, trabajando también con adultos y parejas. Organizó, gestionó y coordinó la sede de la ES.TE.R en Cataluña –LLera– y fue parte del grupo docente de la ES.TE.R, transmitiendo su conocimiento y su gran compromiso con el proyecto de esta institución.

Al margen de lo profesional, compartía vivencias con otros colectivos que no tuve ocasión de conocer, pero sé que siempre estuvieron relacionados con su evolución personal y con la música, que también amaba.

Forza Femenina Juliana
Juliana, auténtica, nos regaló este hermoso escrito, acompañado de una interpretación de la canción “Força femenina” (canto de Luzineti Brasil), en el año 2021 para la revista virtual de la ESTER en conmemoración del día de la mujer:
8 de Marzo: por unas relaciones equitativas.

Vivíamos en ciudades diferentes y aunque en algunas andaduras no nos encontramos, siempre llegaba algún reencuentro y un saludo alegre, cálido y sincero. En mi memoria guardaré especialmente tres momentos que me hacen sentir agradecida por haber compartido un trocito de su vida:

🎋 Al principio, tan jóvenes las dos, contándonos anécdotas de inmigrantes recién desempacadas, mirando hacia atrás con la añoranza del país lejano y hacia adelante con una incertidumbre esperanzada.

🎋 Un medio día por el año 2005, en el descanso de un encuentro de colegas nos miró con la ilusión enternecida, anunciándonos su deseado embarazo, que ya se convertía en el amor más grande de su mundo: Hugo… su hermosa creación, su faro.

Escribió Juliana alguna vez en su blog:

Hugo sigue naciendo en sus distintas etapas pues parece que cada etapa es salir otra vez al mundo, es afrontarse a los cambios. Y yo también, viviendo su crianza sigo abriéndome a estos procesos de tirarnos a lo desconocido, a crecer juntos, a conocer lo más intimo y escondido de mi misma que la relación a cada día desvela.

–Juliana Vieira

En los dos últimos años compartimos más de cerca nuestros diversos procesos. Descubrimos la vida en tiempos de pandemia, compartimos espacios profesionales y risas con las amigas, sufrimos con ella en su enfermedad, nos aliamos con la esperanza en su momento. La vida nos acercó tanto como nunca y no creo ser la única que conoció a Juliana más a fondo en este tiempo. Con su apertura nos permitió acompañarla como ella bien decía: “sin dramas”, y a la vez nos llenábamos de luz… su magia.

🎋 El último recuerdo es el del sol, la brisa, el árbol, la ventana abierta, sonriendo simplemente, mirándonos con la franqueza del silencio y más tarde moviendo nuestras manos lado a lado como niñas en un juego, con un cariño de esos que perduran y con la triste y profunda convicción de que ese era nuestro último momento.

La impotencia me lleva a protestar: ¡¡Que no se sigan muriendo mis amigos!!

La consciencia me lleva a comprender que de mi nada depende.

De momento tres recuerdos, por lo menos, quedarán marcados con un gracias a Juliana, un cariño y un adiós… o mejor dicho un hasta siempre.


NOTA: La imagen de Juliana que acompaña este escrito, también la compartió para la revista virtual del 2021. Me contó que la hizo un buen amigo, así que de él es su autoría. Estaré encantada de conocer su nombre para darle el crédito correspondiente.

Gracias por compartir este artículo

6 comentarios en «Juliana Vieira – La Magia y un Árbol»

  1. Que gran escrito!!! Gracias por compartir!!! Un honor para todos haber conocido a Juliana ese ser tan bonito por dentro y por fuera, esa guerrera de luz que vino a enseñarnos como la gran maestra que fue, que todo es efímero, pero a la vez eterno, que hay que mirar a la vida con amor y que el amor que das será devuelto multiplicado por mil. Gracias Juliana por tanto.

    Responder
  2. Un hermoso escrito María Clara, con la sensibilidad que te caracteriza y con el afecto que trasmites hacia Juliana. Sin duda, nos deja una hermosa imagen de una mujer, Juliana, con una luz especial. Gracias.

    Responder

Deja un comentario

¿Quieres más información?