Si quiere un Perro que haga “miau”, cómprese un Gato

La falta de reconocimiento por lo que uno es genuinamente, suele ser una de las quejas más acusadas en la consulta psicoterapéutica. Si partimos de la consciencia de esta carencia que, como adultos llevamos a cuestas, podemos empezar a remendar los trozos rotos, a curar las heridas, a cambiar antes de esperar que cambien los demás. Leer Más