Abuso Sexual: Secuelas en la vida Adulta – Psicoterapia

Abuso es toda invasión en el terreno personal, íntimo, sexual, de una persona cuya vulnerabilidad no le permite defenderse de su agresor

abuso-sexual-secuelas-en-vida-adulta

Fue hace mucho tiempo, tanto que ya parecen haber cicatrizado las heridas. La vida sigue. Llegan las vivencias correspondientes a la edad adulta, la convivencia en pareja, los hijos, los nuevos intereses. Pero queda algo dentro, una espinita que hace que, en sueños o en vigilias, las cosas no se presenten tan armónicas como intentan parecer.

Son las secuelas del abuso sexual. Las secuelas en la vida adulta.

En ese momento la única solución fue callar. Se supone que los niños y las niñas son felices, que la familia les protege, que lo único que hacen es aprender y jugar. Nunca dijo nada y nadie se enteró. O es posible que cuando intentó contarlo a alguien, ese alguien prefirió protegerse secretamente en el silencio, achacando la denuncia a la fantasía de un niño, o de una niña con demasiada imaginación. O, tal vez, ese niño o esa niña creció pensando que esto era lo “normal” y que todo aquello sucedió por ser él un mal chico, o ella una mala chica.

Han pasado los años y todo va regular, o sea, como se supone que le va a todo el mundo. La experiencia del abuso sexual en la infancia se ha quedado en un rincón del olvido. Y no era para menos, porque… ¿Quién puede vivir con la memoria intacta cuando no se ha tenido la oportunidad de elaborar una experiencia tan violenta? El cuerpo es sabio y el cerebro nos protege aislando las vivencias traumáticas, para ser asimiladas en la medida en que va siendo emocionalmente posible.

Pero aún hoy en día, cuando se supone que existe un apoyo social más sólido que protege a la víctima de abuso sexual, hay poca consciencia sobre el tema. Incluso siguen existiendo casos en los que se abusa de niños y de niñas sin considerar este acto como una agresión. Porque el abuso no se limita a la relación sexual consumada, a la que el niño o la niña se ven forzados a acceder. Abuso es toda invasión en el terreno personal, íntimo, sexual, de una persona cuya vulnerabilidad no le permite defenderse de su agresor. Entonces no hace falta la violencia física o el acto sexual consumado.

Basta, por ejemplo, con seducir, con dirigir palabras y gestos intencionados o con exhibirse sexualmente frente al niño o a la niña.

Se entenderá que esto es muy diferente de la caricia, el abrazo, la natural desnudez, la expresión de la sexualidad entre iguales, el contacto corporal afectivo entre adultos y niños/as. La diferencia está en el sentido del contacto, en la intencionalidad, en el grado de relación saludable o enfermizo.

Es lamentable que este sea un tema para hablar y para seguir tratando en los tiempos actuales. Sin embargo lo es, y no tiene nada que ver con clases sociales, razas o niveles culturales. Lo que no podemos hacer es contribuir con la negación, el secreto y la soledad de víctimas que gritan en silencio, desoyendo su llamada mientras se intentan mantener las “buenas formas” por sobre todas las cosas.


Psicoterapia y Secuelas por Abuso Sexual en la Infancia

Una historia de abuso sexual en la infancia no suele ser motivo de consulta. Es más común que surja el tema después de algún tiempo, o en relación con un síntoma que sí ha sido causa de preocupación y que ha llevado a la decisión de buscar ayuda profesional. Dificultades de relación, disfunciones sexuales, crisis de parejas, dependencia afectiva, algún tipo de adicción, problemas laborales, depresiones, etc., pueden tener como base una experiencia traumática de esta índole, aún cuando no lo sea en todos los casos.

No todas las personas reaccionan de la misma manera frente a la vivencia del abuso sexual. La evolución depende de múltiples factores como son el entorno social, familiar y educativo en el que se encuentran, así como las capacidades de afrontamiento con las que cuentan. Pero de todas formas, la experiencia del abuso sexual puede elaborarse en función de una vida actual satisfactoria a todos los niveles. La resolución depende de la posibilidad de recuperar las funciones naturales que se han ido perdiendo en el camino, o que no pudieron evolucionar por una inadecuada atención a las necesidades en la infancia.

Se entenderá que la persona motivada para elaborar su experiencia de abuso sexual necesite un espacio que garantice la total confidencialidad, por parte de un/una terapeuta capaz de ofrecer, no sólo su conocimiento y su técnica, sino también -y sobre todo- su humanidad para acoger clínicamente a quien solicita la ayuda.

Entender y tratar el sentimiento de auto-desvalorización, los estados de confusión, los temores de abandono, la falta de límites, las reacciones psicosomáticas, los estados de culpa y de vergüenza, la ansiedad, las múltiples historias repetidas de victimización, las adicciones o las conductas sexuales distorsionadas, no será fácil para un/a terapeuta ceñido/a al manual de los “normales” y los “anormales”.

A partir de la capacidad de empatía y del respeto por la persona abusada, un tratamiento psicológico puede ser apropiado para la resolución de secuelas derivadas de la experiencia de abusos sexuales en la infancia.

La Psicoterapia Caracteroanalítica, con su particular herramienta de trabajo con el cuerpo, no solamente interviene sobre los efectos psicológicos sino también sobre las consecuencias que la experiencia del abuso han tenido en los campos somático y energético. Así, el trabajo psicocorporal consiste en la elaboración consciente de las emociones relacionadas con la experiencia, por medio del desbloqueo de las tensiones musculares asociadas a estas y del análisis de las formas caracteriales, con las cuales cuerpo y psique han conseguido adaptarse a la vivencia para afrontar la vida.

Los efectos de una historia de abuso sexual, así como otros traumas de la infancia más o menos graves, consecuencia de la ignorancia y de la miseria sexual de una sociedad enferma, pueden ser reconducidos con el fin de recuperar las funciones naturales y, con ellas, la salud y la tendencia vital hacia el placer y la alegría de vivir.

6 comentarios en “Abuso Sexual: Secuelas en la vida Adulta – Psicoterapia

  1. Yo sufrí un abuso sexual a los 9 años por un maldito vecino yo jamas pensé que esto me iba a traer problemas pero si me los trajo tengo graves problemas de identidad sufrí fobia social y también bullyng por no tener identidad por ser débil nunca tuve una relación bien no puedo trabajar yo aun tengo miedo de socializar con otras personas. ah bueno y ahora lo ultimo parece q tengo esquizofrenia por tener problemas de identidad,de verdad que complicado todo esto y se que eso tiene la culpa 😥 nunca dije nada y eso fue lo peor. Tengo 23 años y solo se que desde q tengo miedo social mi vida empezó a deteriorarse. Yo quiero ser feliz como otras personas. Y están confuso de verdad. Todo esto. Te engaña.

  2. Cada uno tenemos nuestra historia que nos a arrastrado a ciertos comportamientos que en su mayoría no son nada agradables, yo fui abusada a los 6 años 3 veces por un vecinito de 12 años, pero hasta hoy mi familia no lo sabe y ya tengo 35 años, nunca dije nada porque no sentía la confianza con mis padres además que no llevaban un buen matrimonio, pero en mi caso no fue de desagrado, despertó en mi un instinto sexual que en ese momento no conocía, a temprana edad comencé a tener relaciones sexuales y como iba pasando el tiempo y yo creciendo se iban volviendo una necesidad no lo e podido controlar, me han traído muchas consecuencias, me case y trate de saciar con mi marido todas mis ganas, pero muchas veces por su trabajo no estaba o llegaba cansado por lo cual me causaba mucha frustración, tanto que me ponía como loca y terminaba en llanto y así por 15 años, tanta a sido mi libido que probé con una mujer y me gusto y mi marido también, le descubrí muchas infidelidades, aparte de maltrato psicológico y físico que viví con el, pero me había vuelto codependiente, sufro mucho de depresión y e estado a punto de suicidarme 3 veces, soy una histérica. Estoy en planes de separación, porque se que esta mal que me excitaran las infidelidades de mi marido y se lo decía, pero también me hundían en grandes depresiones, no era realmente feliz, encontré a una pareja que me empezó a satisfacer todos los días, pero me di cuenta nuevamente que no puedo ser sexualmente estable, en ocasiones sigo buscando a mi exmarido solo con el propósito de demostrarle cuanto lo puedo satisfacer, pero es horrible, porque después me siento mal y muy insatisfecha con mi vida ya no se lo que quiero y esos deseos de repente me vuelven a llegar y lo hago y así estoy, por hoy estoy hundida en depresión y creo que me estoy volviendo alcohólica.

  3. Soy un hombre de 63 años, desde los seis años fui abusado sexualmente por un vecino, tenia 50 años, y duro toda mi etapa escolar. Tenia que quedarme en su casa porque mi mana trabajaba, y el vivia con su hija, amiga de mi mama. A partir de ese momento mi comportamiento cambio. Me iba a mi casa y me hacia en los pantalones, mi mama pensaba que era algo pasajero pero en la noche me hacia en la cama y amanecia mojado. Entonces mi mama me puso pañales para dormir, y me gusto tanto que todas mañanas amanecia con el pañal mojado. Paso el tiempo y seguia usando pañal en la noche. Para mi se me hizo habitual estar con mi vecino y luego llegar a mi casa y hacerme encima. Junto con eso, mi mama siempre me puso calzones de lana, y hasta el dia de hoy los uso. Parece que no desarrolle mi personalidad, soy introvertido y aun sigo poniendome pañales, gozando silenciosamente cuando los ensucio y tengo que cambiarmelos. Tambien tengo encuentros sexuales con hombres, jamas lo he hecho con mujeres, me cohiben, he tratado pero me cohiben

  4. Mi ahijada tiene 21 años y es estudiante de Ciencias Económicas, es inteligente, fue abusada por un vecino desde los 6 a los 9 años. A los 12 le escribió una carta a la madre explicándole por lo que había atravesado. Durante esos 3 terribles años ella se lavaba la bombacha ensangrentada para que la madre no se diera cuenta. A los 18 años fue operada, ya que las reiteradas violaciones lehabía causado desgarro vaginal, los músculos de su vagina sobresalían, de ahi que cuando llegaba el verano arriba de la malla se ponía una calza para disimular. Está en 4 años de económicas, es muy sensible emocionalmente, me ha contado que tiene pesadillas y lo que a mi me da panico es que me da la sensación de ser insegura, de tener angustia, miedo y me temo de que tenga dificulatades para conseguir trabajo por su personalidad muy especial. Además la hermana me ha dicho que en una oportunidad habían ido con amigas a tomar algo, le encanta la cerveza y en un momento fue al baño y no volvía. En un momento la fueron a buscar y estaba casi desvanecida por lo que había bebido. La llevaron a la casa. En conclusión, tengo muchisimo miedo que esta chica tenga propensión al alcoholismo como forma de refugiarse de sus inseguridades o emociones y esto atenta contra su vida profesional futura. Fue a psicologo de niña. Nunca mas fue. Muchas veces se aprovecha de su vivencia infantil y pide pide y pide plata para comprar cosas.. Por algo en la flia le pusieron de sobrenombre “comprame”. Es basicamente eso, el temor a depresiones, alcoholismo potencial que no es lo mismo que alguna vez ponerse en ” pedo” como se dice vulgarmente, sino que lo haga asiduamente en los próximos años.

  5. Yo fui violada por mi primo en reiteradas ocasiones desde los 8 años hasta los 12 ,él tiene 9 años mas que yo.Siempre mediante engaños y amenazas.con 12 empecé con pesadillas lo conté pero nadie me creyó o lo taparon en la familia.Además él me tenia amenazada.Actualmente tengo 44 años y nunca he podido tener una relacion estable me dan miedo los hombres nunca disfruto plenamente del sexo me siento sucia y tengo problemas de sueño y depresiones,Creo que algunos de los problemas que tengo son por ese trauma.He pensado tambien denunciarle pero me siento tan desamparada, ese individuo me robó la vida para siempre ya que realmente por dentro estoy muerta.

  6. Estoy pasado muy mal. Mi hijo de 16 años me a confesado que su tutor de centro abuso de ayer cuando tienia 13 años. Con me ayudan me detallado todo lo que paso. Como le llamaba le bajaba escaleras dicido que se merecia que le viole por es uno niño malo. Le cogia la buca o quello. Despues le deciar que no si olvide que el es el adulto en el el niño que no va cree nadie. Que en centro el confiaba en el porque reconocia pero no confiaba en mi hijo. Siento tanto dolo desde ayer que no dejar de llora. Es los mas duro que me aeschuchado desde aura. Mi hijo hacer tiempo que me decia se sentia sucia. Me preguntaba se el bueno chico pero nunca lo entiendido por que. Tengo tanto dolor no lo puedo imagina. Alguen que deber protege los niños capricho de mi hijo con 13. Lo siento.

Y tú... ¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s